Nuestra misión siempre ha sido ofrecer reseñas, comparativas e información abierta y honesta para el consumidor, y poner el interés de nuestros lectores por encima de todo. Por eso nos parece justo ser claros y abiertos en lo que respecta al modo en que nos financiamos. Como negocio, nuestro desafío es garantizar que te ponemos a ti, nuestro lector, en primer lugar y que te ofrecemos información imparcial en la que puedas confiar, a la vez que conseguimos generar ingresos suficientes mediante los anunciantes con los que trabajamos. El mejor modo de explicar cómo lo logramos es mostrándote cuál es nuestra metodología.

Unas palabras sobre nuestra metodología

Cuando uno de nuestros analistas escribe una reseña sobre un servicio o recomienda un producto en algún artículo, solo lo hace tras haber probado por sí mismo el producto o servicio de que se trate. Si no le gusta es libre de decirlo, con independencia de que esa compañía sea o no uno de los anunciantes con los que nos relacionamos. Nunca recomendamos ningún producto que no estemos dispuestos a utilizar nosotros mismos. Por desgracia, hay sitios de reseñas que dan la mayor puntuación a los servicios con los que tengan una relación comercial más estrecha. Nosotros jamás lo haremos y, llegado el caso, preferiríamos desistir y cerrar todo antes de comprometer nuestra integridad editorial.

Cuando hablamos de un producto, un servicio o una aplicación en una reseña o en un artículo, lo normal es que incluyamos un enlace a él.

Anunciantes y comisiones por remisión

Algunos de esos enlaces nos permiten ganar una comisión por remisión en el caso de que tú, el lector, te decidas a contratar el servicio que sea, lo que a su vez nos ayuda a financiar nuestro sitio web. También publicamos muchos enlaces a servicios y sitios web con los que no tenemos una relación comercial. Si enlazamos un producto o servicio es porque creemos que vale la pena echarle un vistazo dentro del contexto al que se refiera la reseña o el artículo correspondiente. Una vez que nuestro analista termina su artículo o su reseña, un equipo aparte se encarga de establecer, retrospectivamente, en cuáles de esos enlaces podemos añadir lo que se llama un código de seguimiento de afiliado. Ese código nos permite ganar una comisión si te decides a contratar el servicio o a comprar el producto al que te remitamos. Para aclarar una confusión habitual, debes saber que hacer clic en un enlace al que te remitamos no supone un coste extra si decides seguir adelante con la compra. De hecho, hay casos en que puedes ahorrarte dinero si hemos negociado alguna oferta especial para nuestros lectores.

Espera un momento, ¿no se supone que sois a favor de la privacidad y en contra del rastreo?

Quizá las comisiones por remisión suenen a algo turbio, pero no lo son. Muchas de las más importantes empresas del mundo, incluidas compañías como Amazon, eBay o Apple cuentan con programas de afiliados, y algunas de las mayores y más respetadas editoriales sobre asuntos de TI participan en marketing de afiliados. Como defensores de la seguridad y de la privacidad, la palabra «código de seguimiento» hace sonar también nuestras alarmas, pero tenemos plena consciencia de cómo usamos esa tecnología. La única razón por la que añadimos esos enlaces de afiliados es para que pueda determinarse que contratas el servicio a través de nuestra referencia y poder beneficiarnos de ello. No tenemos ninguna otra motivación aparte de esa y no pretendemos invadir tu privacidad con molestos anuncios de ningún tipo. No obstante, está claro que el sitio web de un tercero donde entres puede tener sus propios sistemas de rastreo, como ocurre con la mayoría de las grandes empresas. Pero eso es así tanto si visitas esos sitios a partir de nuestros enlaces como si no.

Nos gustaría que nos ayudases, pero tú eliges

Las comisiones por remisiones nos ayudan a mantener este sitio y a pagar a nuestros excelentes analistas, escritores, desarrolladores y diseñadores web. A ti no te cuesta nada y realmente apreciamos tu ayuda. Pero estamos totalmente a favor de poder elegir uno mismo. Si prefieres bloquear cualquier tipo de rastreo o seguimiento, te sugerimos instalar una extensión antirrastreo en tu navegador. Hay muchas opciones gratis. Algunas están incluidas en nuestra enorme lista de herramientas de privacidad gratuitas (Ghostery quizá sea la mejor alternativa).

¿Alguna pregunta?

Si tienes alguna pregunta ve a nuestra página de contacto y estaremos encantados de ayudarte.