¿Quieres tener acceso a tus servicios favoritos de Estados Unidos desde fuera del país? Vamos a mostrarte cómo conseguir una dirección IP de Estados Unidos usando una VPN.

Cómo obtener una dirección IP de los Estados Unidos

El modo más fácil y eficaz de obtener una IP de ese tipo es suscribirse a un buen proveedor VPN. En este artículo vamos a enseñarte cómo unirte a las miles de personas de todo el mundo que han conseguido una IP de Estados Unidos con la que acceder a contenidos y otros servicios restringidos.

¿Cómo consigo una dirección IP de Estados Unidos?

Sigue este tutorial paso a paso para conseguir los mejores resultados:

  1. Lo primero de todo es suscribirte a una Red Privada Virtual (VPN). Te recomendamos ExpressVPN.
  2. Suscríbete y descarga la aplicación o programa de la VPN correspondiente.
  3. Borra las cookies de tu navegador y reinicia tu equipo o dispositivo para librarte de viejos identificadores.
  4. Inicia sesión en la VPN y conéctate a un servidor de Estados Unidos.
  5. Entra en una página de Estados Unidos como harías normalmente.

CONSEJO: CONSIGUE UNA BUENA VPN DE FORMA GRATIS. Si solo necesitas la VPN por un tiempo limitado, como puede ser un viaje, consulta nuestra lista de VPN sin gasto alguno. Si eliges ExpressVPN aquí tienes un enlace que incluye 30 días gratis. Te devuelven el dinero si no quedas satisfecho. Tendrás que pagar por la suscripción, pero puedes usar la VPN durante 30 días y luego cancelarla para que te devuelvan el dinero. Respetan a rajatabla el hecho de que sea una cancelación gratuita.

Razones por las que usar una IP de Estados Unidos

Hay varias razones por las que a alguien puede interesarle. Los residentes de Estados Unidos que viajen al extranjero pueden usar esa IP para ver contenido restringido geográficamente, como servicios de transmisión del estilo de Netflix o Hulu. Netflix limita su repertorio según el lugar desde el que inicies sesión. Tener acceso a una IP de Estados Unidos es un buen modo de obtener un mayor surtido de películas y series de televisión. HBO GO o Vudu funcionan de forma similar, así que también conviene usar una VPN en esos casos.

Otras personas pueden querer seguir eventos deportivos en directo, como la liga de béisbol (MLB), la NBA o la liga de fútbol americano (NFL) usando el servicio de transmisión de ESPN. Para eso también vendría bien tener una dirección IP de Estados Unidos. Otra utilidad es acceder a tu banca online de Estados Unidos estando en el extranjero.

¿Cuál es la mejor VPN para conseguir una IP de Estados Unidos?

En esta sección vamos a repasar una lista de las que consideramos las mejores VPN para ofrecerte una conexión rápida y estable a un servidor de Estados Unidos. Hemos valorado estos factores para cada una de ellas:

  • gran número de servidores en Estados Unidos,
  • velocidad y estabilidad de la conexión,
  • protocolos de encriptación robustos, de modo que tu localización real se mantenga oculta,
  • facilidad de uso
  • y disponibilidad para Android, iOS, Windows y MacOS.

1. ExpressVPN

ExpressVPN Spain

ExpressVPN es un servicio VPN impecable, fácil de configurar y con un diseño simple. Destacan su velocidad y sus estándares de encriptación. Estados Unidos copa la mayoría de las ubicaciones de sus servidores, repartidos por trece ciudades. En total, cuenta con más de 1500 servidores en todo el mundo.

Esta VPN sigue una estricta política de no guardar registros del tráfico de sus clientes, lo que le da una buena puntuación desde el punto de vista de la privacidad. La única información que recoge tiene que ver con “la fecha de conexión (no la hora), el servidor elegido y el ancho de banda total utilizado”. Esos datos se usan para mejorar la calidad del servicio prestado. Es importante dejar claro que tu IP real nunca se almacena.

Si aun no estás convencido, te recomendamos suscribirte a esta VPN mediante una cuenta de correo desechable y pagar usando bitcoins. Así será extremadamente difícil rastrear tu huella digital para llegar hasta ti.

Los estándares de encriptación de ExpressVPN son de nivel militar. Usa protocolos AES-CBC de 256 bits, así como autenticación HMAC y redirección con seguridad perfecta (PFS). Además, cuenta con un interruptor de seguridad, que en esta VPN se denomina “interruptor de apagado para bloqueo de red”. Sirve para detener automática y temporalmente todo el tráfico web si se corta de repente la conexión con la VPN.

ExpressVPN es capaz de desbloquear contenido de Netflix restringido geográficamente. También desbloquea Hulu y BBC iPlayer.

Está disponible en versiones para iOS y Android, así como para equipos Windows, MacOS y Linux.

Ve aquí nuestra reseña completa de ExpressVPN.

OFERTA PARA NUESTROS LECTORES: los lectores de Comparitech pueden conseguir aquí tres meses gratis al contratar el plan anual de ExpressVPN. Ese paquete incluye 30 días con reembolso garantizado y sin compromiso. Te devolverán tu dinero si no quedas satisfecho.

2. NordVPN

NordVPN Spain

NordVPN es una excelente alternativa para usuarios avanzados que busquen poder personalizar sus opciones y un servicio de primer nivel (Tier-1).

Esta VPN es parecida a IPVanish porque tampoco guarda ningún registro de los usuarios, incluidos sus hábitos de navegación, fecha y hora de conexiones o los datos de los servidores a los que se hayan conectado. Ha habido casos en el pasado en los que ordenaron a NordVPN a entregar informaciones sobre algunos de sus clientes, pero su política lo hizo imposible. En uno de esos casos, las autoridades llegaron a confiscar varios servidores, pero aun así fueron incapaces de encontrar la información que buscaban. Es una gran noticia para quienes defienden su privacidad.

NordVPN te permite seleccionar el servidor según tus necesidades concretas. Por ejemplo, anti-DDoS, reproducción de transmisiones de vídeo, doble VPN, uso de Tor en una VPN o P2P. Hay nada menos que 720 servidores localizados en Estados Unidos, que conforman la clara mayoría de los 1079 que tiene en total repartidos por todo el mundo.

Esta VPN es capaz de saltarse con facilidad el bloqueo de Netflix y desbloquear contenido de Hulu y BBC iPlayer.

NordVPN usa por defecto un protocolo con cifrado AES de 256 bits, combinado con claves SSL de 2048 bits. Y tiene activada también por defecto la protección contra fugas por el DNS.

Está disponible en versiones para Windows, MacOS, iOS y Android.

Lee aquí nuestra reseña completa de NordVPN.

OFERTA BARATA: ahorra aquí más de un 60 % al contratar el plan de dos años de NordVPN.

3. IPVanish

IPVanish discounted plans

IPVanish también está muy arriba en nuestra lista de VPN recomendadas gracias a su empeño en servir a sus clientes. Esta VPN ofrece altas velocidades y encriptación fuerte.

No guarda absolutamente ningún registro, nunca almacena informaciones de ningún tipo relativas al cliente. A diferencia de ExpressVPN, tampoco almacena metadatos. Solo hay indicios de que se recopile alguna información cuando se registra una cuenta por primera vez. Eso es todo.

Los protocolos de encriptación son rigurosos. IPVanish utiliza por defecto cifrado de 256 bits en el protocolo OpenVPN, autenticación SHA512 y una clave de intercambio DHE-RSA de 2048 bits con redirección con seguridad perfecta (PFS). La PFS garantiza que un intruso no pueda descifrar datos de tus sesiones antiguas, incluso si consigue acceder a tu cuenta. Tu historial de Internet permanecería seguro. Igual que ExpressVPN, IPVanish incluye un interruptor de seguridad en todos sus planes.

Sus servidores son muy rápidos, estables y seguros. Ofrece un total de 339 ubicaciones en Estados Unidos, que suponen la mayoría de los aproximadamente 850 servidores que tiene a nivel mundial. No deberías tener problemas en encontrar uno adecuado al que conectarte.

IPVanish es además una gran elección para BBC iPlayer, aunque por desgracia no funciona con Netflix ni Hulu.

Está disponible en versiones para iOS y Android, así como para equipos Windows y MacOS.

Esta VPN es popular entre los usuarios de Kodi porque permite descargar su Android APK directamente en el dispositivo. Además, tiene una interfaz que puede usarse fácilmente con un mando a distancia en dispositivos Kodi que no incluyan teclado y ratón.

Lee nuestra reseña completa de IPVanish.

DESCUENTO EXCLUSIVO: nuestros lectores se ahorran hasta un 60 % en los planes de IPVanish.

4. CyberGhost

Cyberghost Spain

CyberGhost lo apreciarán usuarios novatos que busquen una VPN relativamente barata y sin muchas complicaciones. Cumple bien en cuanto a velocidad y encriptación. Su única  pega es que tiene un número de servidores bastante limitado.

Tiene su sede en Rumanía, por lo que no está obligada a retener ninguna información sobre sus clientes, como demuestra su política interna de cero registros. Pero esto quizá cambie tras su reciente cambio de dueño. Lo ha comprado una empresa israelí registrada en Reino Unido. Si algo cambia, te lo contaremos.

Esta VPN cuenta con unos buenos 191 servidores en Estados Unidos, que son una parte considerable de los 988 que tiene por todo el mundo. Hay en total 27 países entre los que elegir.

Está disponible en versiones para iOS y Android y para equipos Windows y MacOS.

CyberGhost Pro no es capaz de saltarse el bloqueo de Netflix, pero sí el de BBC iPlayer.

Sus estándares de encriptación están entre los mejores de la industria. Usa por defecto cifrado AES de 256 bits en el protocolo OpenVPN, junto con claves RSA de 2048 bits y autenticación MD5 HMAC. También incluye un interruptor de seguridad.

Lee nuestra reseña completa de CyberGhost.

GRAN OFERTA: ahorra más de un 70 % al contratar el plan de un año. 

5. VyprVPN

VyperVPN Spain

VyprVPN es un veterano que lleva más de siete años en el mercado. Los defensores de la privacidad lo adoran por ser uno de los pocos capaces de saltarse la Gran Muralla China.

Aun así, a algunos usuarios puede preocuparles el hecho de que sí recopile ciertos datos. En concreto, “la dirección IP original del usuario, la dirección de VyprVPN que ha utilizado, la hora de inicio y de fin de la sesión y el número total de bytes transferidos”.

Pero VyprVPN insiste en que solo los mantiene durante 30 días y que los usa para resolver incidencias. Nada más.

En todo caso, a una agencia de inteligencia o un hacker le resultaría bastante difícil conseguir robar esos datos. Todo el tráfico se encripta con el protocolo OpenVPN, cifrado AES de 256 bits, claves RSA de 2048 bits sin redirección con seguridad perfecta y autenticación SHA256. Además, esta VPN es dueña de sus propios centros de datos, no le confía esa tarea a ningún tercero, lo que contribuye a la seguridad del tráfico.

Una versión premium de VyprVPN da acceso al protocolo Chameleon, que revuelve los metadatos del OpenVPN para que no consiga reconocerlo la llamada inspección profunda de paquetes.

Este proveedor cuenta con servidores en ocho ciudades de Estados Unidos, aunque no se indica con exactitud cuántos hay disponibles en cada una. En total son más de 700, con lo que no tendrás ningún problema para conseguir una IP de Estados Unidos.

Está disponible en versiones para iOS y Android y para equipos Windows y MacOS.

VyprVPN es capaz de desbloquear contenidos de Netflix, Hulu y BBC iPlayer.

Lee nuestra reseña completa de VyprVPN.

PRUÉBALA: puedes probar aquí VyprVPN con una garantía de reembolso de 30 días.

¿Debería usar una VPN gratuita?

Hay muchos anuncios de VPN gratuitas en Internet, y hay quien puede verse tentado a suscribirse. Pero muchos de esos servicios tienen un lamentable historial de abusos de los derechos del usuario y robos de datos que luego venden a anunciantes de terceros.

Al fin y al cabo, una VPN gratuita no deja de ser también un negocio. Necesitan ganar dinero de alguna forma para pagar los sueldos de su personal, el mantenimiento de los servidores y otros gastos del funcionamiento general de sus instalaciones. Esa es la razón por la que sus clientes se convierten en un medio de monetización.

Incluso si no roban tus datos, estarás sujeto a cosas como limitaciones del ancho de banda, el tráfico o a estándares de encriptación débiles. Así que es probable que tu sesión se cierre de golpe tras solo una hora o menos de trasmisiones de Netflix. También es habitual que se muestren un montón de anuncios intrusivos. Y existe un riesgo real de que tu equipo acabe infectado por un virus. Te recomendamos no usar una VPN gratuita que encuentres al azar en Internet.

Algunas VPN que debes evitar

Si pretendes conseguir una IP de Estados Unidos, es esencial que tu privacidad y anonimato estén garantizados en todo momento. Las VPN que hemos mencionado antes no tienen antecedentes de haber entregado datos de sus clientes, pero hay otras con pocos escrúpulos en ese sentido. Creemos que esas deberías evitarlas.

Aquí tienes tres ejemplos:

1. PureVPN

Hay indicios que sugieren que el proveedor VPN PureVPN colaboró con las fuerzas del orden para ayudarles a identificar a uno de sus clientes.

PureVPN y el FBI unieron sus fuerzas después de que una mujer de 24 años sin identificar denunciara ser víctima de una trama de chantaje online. La mujer sospechaba de su compañero de piso, Ryan Lin.

El FBI rastreó su actividad hasta llegar a PureVPN, cuyos registros se usaron luego para identificar al culpable y acabaron arrestando a Ryan. PureVPN insiste en que entre los registros no estaba el contenido de sus comunicaciones, pero el caso es que esta VPN afirmaba tener una política de cero registros. Existen grandes dudas acerca de hasta qué punto fue ético su comportamiento.

2. HolaVPN

El proveedor HolaVPN, que tiene su sede en Israel y cuenta con una popular extensión VPN para Chrome, usó con fines ilegales su base de casi 50 millones de clientes. En 2015 convirtió ese gran grupo en un enorme botnet. Utilizaba el ancho de banda de los clientes para realizar ataques de denegación de servicio y distribuir material protegido por derechos de autor. Todo ello sin que los clientes lo supieran.

3. Hotspot Shield

La popularidad de Hotspot Shield hacía pensar que algo estaría haciendo bien para conseguir ganarse a tantos usuarios. Pero por desgracia parece que también ha acabado yéndose por el mal camino.

Un grupo defensor de la privacidad presentó una queja en la que acusaba a Hotspot Shield de insertar forzosamente cookies de rastreo en los equipos de sus clientes y de recopilar datos sobre ellos para luego vendérselos a anunciantes. En la queja se añadía además que esa VPN redirigió a propósito el tráfico comercial a algunos dominios con los que tenía acuerdos, y que le enviaban comisiones por ventas por afiliación.

Por ejemplo, si un usuario de Hotspot Shield escribía la dirección de macys.com, la VPN lo redirigía en cambio al sitio de una tienda rival. Es algo inadmisible.

Todavía no se ha tomado una decisión al respecto, pero te recomendamos evitar usar Hotspot Shield a no ser que pruebe su inocencia sin ninguna sombra de duda. Tu privacidad y tus datos son demasiado importantes para perderlos a cambio de ahorrarte solo un poco de dinero.

No admitimos bajo ningún concepto usar una VPN para cometer actos que prohíba expresamente la ley de ningún país. Pero toda VPN tienen el deber ético y moral de ser clara con sus usuarios en cuanto a sus políticas de recogida y almacenamiento de datos.  Nos parece inaceptable cualquier servicio que diga una cosa y haga la contraria.

He descargado una VPN. ¿Y ahora qué hago?

Tras registrarte y suscribirte a alguna de las VPN que te hemos recomendado en este artículo, lo siguiente es descargar la aplicación correspondiente e instalarla en tu equipo o dispositivo (Windows, MacOS, Android o iOS).

Cuando la tengas instalada, revisa la lista de servidores disponibles para localizar los de Estados Unidos. Como hemos dicho antes, todas las VPN de la lista cuentan con una considerable oferta, así que no te costará encontrar alguno.

Es de esperar que las VPN que están más arriba en esa lista sean las más rápidas. Elige una de esas si puedes. Después de conectarte al servidor, aparecerá un icono verde en la barra de tareas. Significa que ya está todo listo para que empieces a navegar de forma anónima con una IP de Estados Unidos.

Usar un servidor DNS de Estados Unidos

El servidor que usa tu equipo o dispositivo para determinar la IP de las distintas páginas web u otros contenidos online que visitas es casi tan importante como tu dirección IP. DNS son las siglas en inglés de Sistema de Nombres de Dominio. Funciona de forma similar a una agenda de teléfonos, donde los nombres (en este caso, los dominios) se combinan con sus correspondientes números de teléfono (sus direcciones IP). Cuando intentas desbloquear contenido restringido según la ubicación, muchos sitios no solo comprueban de dónde estás llamando (tu IP), sino también dónde se encuentra tu agenda telefónica (tu servidor DNS).

Los sitios o las aplicaciones pueden detectar si la solicitud DNS para localizar la IP se envía a un servidor que no esté en Estados Unidos, y bloquearte incluso cuando dispones de una dirección IP de ese país. Por eso es importante que el servidor DNS que uses se encuentre en el mismo país que tu IP. En este caso, necesitas utilizar un DNS que esté en Estados Unidos.

Todas las VPN de la lista anterior se ocupan de ello por ti. Cuando te conectas a un servidor VPN, tus solicitudes DNS también se envían a través del túnel encriptado. Las VPN de calidad, como las que recomendamos, cuentan con sus propios servidores DNS privados, de forma que tu proveedor de Internet u otro proveedor de servidores DNS no puedan usar tus solicitudes DNS para rastrear los sitios web que visites. A lo mejor te hace falta activar esa opción en las configuraciones de tu VPN.

Hay proveedores VPN mediocres que también redirigen esas solicitudes a través de un túnel encriptado, pero que luego utilizan en el otro extremo un servicio DNS público como el de Google. Los servidores DNS de Google están en Estados Unidos, pero el problema es que, de esa forma, Google consigue registrar todos los sitios web que visitas y cuándo lo haces, algo que no es lo ideal desde el punto de vista de la privacidad. Hay otras VPN que ni siquiera redirigen las solicitudes DNS en absoluto.

Si tu proveedor VPN no hace eso por ti, puedes configurar tú mismo los servidores DNS en la mayoría de los equipos o dispositivos. Te recomendamos usar servicios como OpenNIC, que ofrece servidores DNS gratis en varios países, incluido Estados Unidos. La forma concreta de cambiar el DNS varía dependiendo del equipo o dispositivo, pero lo más normal es que puedas definir un servidor principal y otro secundario mediante las configuraciones de red.

Los usuarios de Windows 10 en particular deben ser conscientes de que ese sistema operativo suele enviar las solicitudes DNS en tándem: una a través del protocolo IPv4 y otra a través del IPv6. Windows utiliza la que le devuelvan antes, pero las solicitudes a través de IPv6 a menudo se envían por fuera del túnel VPN. Si tu proveedor VPN no incluye protección contra fugas por el IPv6, quizá te convenga desactivar del todo ese protocolo en las configuraciones del wifi.

¿Qué otras formas hay de conseguir una IP de Estados Unidos?

Tienes la opción de usar el navegador Tor. Se trata de un servicio gratis y disponible en Internet para cualquiera. Está diseñado para ofrecer encriptación y anonimato. Muchas personas, incluidas periodistas, activistas de los derechos humanos o informantes usan Tor para mantener oculta su identidad en Internet.

Es posible adquirir una IP de Estados Unidos mediante Tor, como hemos dicho, pero el proceso es un poco complicado y requiere completar varios pasos. Esta guía los explica en detalle. Conviene decir que la velocidad del navegador Tor es lenta en el mejor de los casos. No es una opción adecuada si quieres descargar o reproducir transmisiones de vídeo de alta definición. En ese caso, opta por una VPN.

Otra opción para conseguir una IP de Estados Unidos es mediante un servidor proxy. Pero algunos tienen limitaciones similares a las de las VPN gratuitas. Por ejemplo en cuanto a los límites de descarga o a sus políticas de privacidad poco claras. Estate preparado para cuando el proxy te eche a mitad de un episodio de House of Cards. Los proxys HTTP y SOCKS no suelen estar encriptados y solo redirigen tráfico de ciertas aplicaciones, como el de tu navegador web.

American US Flag, USA Flag, -“, de Mike Mozart, bajo licencia CC BY 2.0.